Asesoramiento a Directivos

Un asesor de dirección, también conocido como asesor empresarial es una persona que aporta un conocimiento técnico elevado, así como experiencia probada en gestión empresarial.

Debe tener un desempeño probado en áreas estratégicas del mundo empresarial, así como visión global.

Gracias a estos conocimientos y este expertise ayudan a afrontar no sólo los problemas inmediatos, sino también a realizar un planteamiento estratégico para la empresa. A esbozar un camino a recorrer en los próximos años.

Su misión principal es acompañar al directivo en su día a día, emitir consejos con el sustento debido. Es vital que sus opiniones estén fundamentadas técnicamente y contrastadas.

Se trata de un acompañamiento integral que puede abarcar, si así lo desea el cliente una visión global de la empresa, integrando los tres ejes básicos: personas/recursos – Clientes- Finanzas.

También se puede adaptar a las necesidades de la organización y se puede focalizar en un área concreta.

A destacar de este servicio: es el equipo directivo el encargado de llevar a cabo las acciones definidas, el asesor analiza y recomienda las actuaciones a realizar y por supuesto las monitoriza y realiza correcciones si es necesario, pero no las ejecuta directamente.

En definitiva, un asesor empresarial, se trata de un Consejero externo que contribuye a mejorar la competitividad empresarial de la organización, aportando conocimientos técnicos y capacidades que complementen las existentes en la empresa.

Elementos Diferenciadores

Acompañamiento

Minimiza la sensación de soledad del directivo o del equipo directivo dependiendo del caso, al aportar una experiencia, conocimientos externos que faciliten el entendimiento de las situaciones, así como contactos para afrontar de la mejor manera posible los retos de la empresa.

Crecimiento del Equipo Directivo

Debido a las aportaciones del Asesor Empresarial, el directivo o el equipo directivo implicado, evoluciona en su trayectoria de manera más ágil. Beneficiándose de los conocimientos que le aporta el Asesor.

Optimización de Tiempos

Gracias a la presencia del asesor, los tiempos empleados en los diferentes procesos se acortan, debido por una a la tracción en el proyecto que ejerce el asesor y por otra, como facilitador de soluciones y canalizador de cambios en la empresa.

Es vital que sus opiniones estén fundamentadas técnicamente y contrastadas.

En definitiva, un asesor empresarial, se trata de un Consejero externo que contribuye a mejorar la competitividad empresarial de la organización, aportando conocimientos técnicos y capacidades que complementen las existentes en la empresa.

Propuesta de Valor y Ventajas

Aprovechar la experiencia

Enriquecerse con la experiencia de otros, a través del Asesor, el Directivo tiene acceso a las experiencias vividas por éste, y de esta forma podrá aprender y evitar errores que de otra forma cometeríamos forzosamente.

Mejora la productividad del Directivo

Puesto que el Asesor debe facilitar al Directivo herramientas de gestión adecuadas que faciliten su trabajo y su toma de decisiones, así como acortar la ‘curva de aprendizaje’

Tener una visión objetiva

Tener una visión objetiva, con criterio e independiente, que aporte al Directivo un punto de vista externo, no condicionado por su día a día.

¿Cuándo necesitamos un Asesor?

Siempre es bueno en la empresa tener una visión externa, que complemente o pondere los efectos que tienen las visiones de la propia organización.

En la mayoría de las ocasiones, nos metemos tanto en el día a día de nuestra empresa, que con frecuencia los gestores no priorizan adecuadamente las tareas a abordar, ni miden el impacto del entorno de forma adecuada, este hecho se debe fundamentalmente al sesgo organizacional.

Sin embargo, un asesor de empresas es una persona objetiva, con fuertes conocimientos técnicos y sobre todo, sin ningún tipo de sesgo, capaz de medir y ponderar adecuadamente los elementos que están afectando a la organización.

Al margen de lo anterior, conviene reforzar que es en momentos de cambios cuando es especialmente importante contar con un apoyo externo:

Z

Cuando se produce un relevo generacional,

suele ser un momento de cambio de inercia en la empresa y es bueno aunar los puntos fuertes del equipo que la deja, con la savia nueva de los que entran.

Z

Cuando se afronta un cambio en el modelo de negocio o en el desarrollo de una línea de actividad.

Debido a su especificidad, esta tipología de procesos requieren de un expertise especial y gran parte del éxito del proceso se debe a la metodología empleada y al plan de acción desarrollado.

Z

Cuando las condiciones externas cambian de forma brusca, obligándonos a reaccionar en un breve espacio de tiempo.

En una situación de este tipo, el equipo que está liderando la empresa, suele verse desbordado y no reacciona de la manera más adecuada. Por eso una visión externa, objetiva y con experiencia contrastada en esos términos ayuda a mantener la situación bajo control y a redireccionar la empresa.

Z

Cuando la empresa experimenta una etapa de crecimiento y/o decrecimiento brusca..

En estos momentos, es necesario reorganizar y redimensionar la empresa y hacerlo en un breve espació de tiempo. Por este motivo, un asesor contribuye a ahorrar tiempos y derivas en el proceso.

Dime qué necesitas y te ayudo